@CarballodeTroya

«Para disfrutar hay que profundizar»

Respetarse o morir

7

El otro día en un campeonato de Muay Thai me encontré con una interesante historia y me he animado a contarla en vídeo. Estaba allí fotografiando con Ignacio Moreira y me presentó a David, que está saliendo de unos años bastante jodidos y que se enfrentaba a una pelea importante para él.

Esta es la historia de David y el Muay Thai:

David y el Muay Thai from CarballodeTroya on Vimeo.

David me ha recordado que en la vida hay una nota base, un sonido fundamental que hace que todo lo demás pueda suceder: EL RESPETO. Desde pequeños nos imponen el respeto a los demás, muchas veces ante personas o instituciones que posiblemente no lo merecen y, desgraciadamente,  nos enseñan mucho menos sobre el respeto a uno mismo.

Nos obligan a tener respeto ante personas o instituciones que posiblemente no lo merecen Clic para tuitear

Parece que ese tipo de respeto debe nacer de lo que representas o eres para los demás, pero nada más lejos de la realidad. Es algo que tiene que venir de serie de casa y mostrarse en lo que te das: las amistades que eliges, lo que comes, las cosas que te dices, cómo te enfrentas a las dificultades, etc.

Pienso que el respeto debe empezar por uno mismo y es el ingrediente fundamental para poder disfrutar de la vida de una manera sostenida. Consiste, sencillamente, en valorarte más y pensar que mereces lo mejor porque eres mucho más importante de lo que demasiadas veces imaginas. 

Autoestima y Muay Thai

Esa noche de durísimos combates también me regaló otras lecciones-afortunadamente no a base de puñetazos-. Por ejemplo, encontré mucho más respeto y nobleza allí que en algunos despachos con gente “muy bien” educada y supuestamente respetable. Me ayudó, también, a entender la filosofía del Muay Thai sin juzgar sus formas y a tener la certeza de que la verdadera lucha es con uno mismo, y por eso es tan importante respetarse y respetar (más en una pelea en la que te la juegas de verdad).

Encontré mucho más respeto y nobleza allí que en algunos despachos Clic para tuitear

Yo al menos no conozco a nadie que se respete a sí mismo –de una manera sana– que no tenga un respeto profundo por el otro. David es un impresionante ejemplo por las difíciles circunstancias a las que se ha enfrentado estos años, su nueva respuesta nace desde el respeto a sí mismo, a sus maestros, a sus rivales, y al mundo. Aunque a veces se confundan, son exactamente lo mismo.

Muay Thai respeto Carballodetroya

Espero que te haya gustado el vídeo tanto como a mi hacerlo; siendo sinceros yo disto mucho de honrar a ese RESPETO con mayúsculas –con algunos post me lo recordaréis- , pero lo que sí tengo claro es que cuando me pierdo, o cuando la vida me pone en la casilla de salida, siempre recuerdo que para recuperarme es necesario volver a respetarme y respetar. 

Cuando la vida me pone en la casilla de salida recuerdo que todo pasa por volver a respetarme. Clic para tuitear

Prometo no ponerme tan serio en los siguientes post. Como el blog se encuentra, también, en la “casilla de salida“, quiero sentar unos pequeños pilares que siento que ayudan a disfrutar más de la vida.

Share.

About Author

Manuel Carballo

Disfrutón de la vida a tiempo completo y metido en mil líos profesionales que te invito a descubrir. No olvides que ¡para disfrutar hay que profundizar!

7 comentarios

  1. Pingback: La no necesidad y los Monty Phyton - @CarballodeTroya

  2. Pingback: Bruce Lee y los prejuicios

  3. Pingback: El verdadero mordisco de Luis Suarez

  4. Pingback: ¡Fortaleza! - @CarballodeTroya

  5. Pingback: Satyagraha: la tozudez de la verdad - @CarballodeTroya

Leave A Reply