@CarballodeTroya

«Para disfrutar hay que profundizar»

Reflexionando sobre democracia PARTYcipativa

0

¿No dicen que es el día de reflexión?, pues os cuento la mía…

En un viaje a Pekín en el abril del año 2011 me vino ese título del tirón a la cabeza. Recuerdo que me pasé todo el vuelo escribiendo sin parar hasta llenar un cuaderno de cien páginas, era como un dictado, algo que nunca me había pasado. Supongo que refuerza las teorías de que el conocimiento se descarga en un momento dado en muchos lugares y personas, como ha sucedido en la antigüedad con los movimientos literarios en regiones no comunicadas, y en otros muchos temas.

buscando una señal_opt

Lo complicado es pillar la señal

Lo digo porque, aunque tenía el mismo interés que cualquier ciudadano en el tema democrático, nunca me había preocupado de manera constante así que se me hizo raro. Más cuando al poco tiempo de volver de China se montó la acampada en Sol. Lo cierto es que tras leer el manifiesto del 15M entendí que, como de costumbre, en España por democracia nos vienen cosas raras. Al leerlo las exigencias estaban ya escritas y, por lo tanto, muy por delante del talante democrático que exige una aprobación mayoritaria para aprobarlas. El planteamiento no era más democracia y luego aceptemos el resultado, era dame lo que yo digo y luego… Ya si eso.

camino opuesto

Pare que me bajo

El hecho es que al analizar en profundidad el tema se me fueron quitando las ganas de publicar el libro y, por ese motivo, he preferido mantenerme en el plano que me corresponde por derecho de cuna: ninguno. Tampoco descarté inmediatamente el asunto y me dediqué a testar el clima. Como tengo la suerte de tener amigos de muchas ideologías, cosa que valoro y que me permite discutir de manera muy sana, quería que todos ellos firmaran el libro, porque si nos fijamos en los movimientos mencionados, quieran reconocerlo o no, hay mucha ideología. También han sido procesos sanos y necesarios, pero me preocupa que quieran negar lo anterior.

El resultado eran más dificultades, a todo el mundo le gustaba la idea pero poca gente quería poner su nombre, supongo que por algo de miedo. Y lo entiendo. En el libro buscaba hacer una descripción sencilla sobre el camino que queda por recorrer para alcanzar una democracia más participativa que votar una vez cada cuatro años y como potenciarla por medio de las nuevas tecnologías, que ponen ya a nuestra disposición muchas alternativas para hacerla viable hoy. Buscaba una descripción tan democrática que pudiera entenderla todo el mundo.

enjaulados

El miedo al qué dirán ganó a la libertad

Lo que me parecía interesante era enfocarla desde la PARTY, desde la fiesta, porque nunca había escuchado que pudiera serlo, siempre parecía una lucha o conquista de años y muertes. Supongo que es un problema de forma de ser y ahí estaba metiendo parte personal, pero siento que la democracia, por el simple hecho de poder pensar en ello, es una fiesta y que su desarrollo se puede hacer pasándolo bien,  y no poniéndose seriotes e intensos.

También reflexioné bastante sobre que antes de dar lecciones de democracia es importante que hagamos más democráticas nuestras casas y nuestros trabajos, porque de poco sirve el postureo de hacerlo sólo en las instituciones. En ese sentido como dicen acertadamente los chinos: “Antes de cambiar el mundo da tres vueltas por tu casa”. Pienso que si todos hiciéramos ese ejercicio, aunque nuestro ego sienta que no es suficiente para su poderío, el mundo sería un lugar mucho más disfrutón. La coherencia profunda me parece vital, como yo no la tengo todavía prefiero seguir construyéndola.

A menudo te encuentras con personas que tienen un discurso muy bien construido sobre lo que es la democracia y sus beneficios, pero luego son pequeños dictadores con ellos y con su entorno. Así no sirve de nada, porque entonces sí que se transforma en una lucha de enorme desgaste. Pienso que el camino del cambio real es un proceso dentro-fuera, porque he podido comprobar con los años que un cambio externo no produce un cambio interno. Por el contrario el cambio interno no sólo transforma lo externo sino que permite sostenerlo sin que sea una lucha. Esta democracia de la que te hablo llegará un día, pero surgirá de dentro a fuera, de individuo a individuo y luego de familia en familia… Aunque sólo hace falta observar un poco para ver que tardará.

Lamentablemente en casa y en el trabajo la democracia no brilla por su presencia, y es precisamente en esos espacios donde es más necesaria. Y profundizando un poco más, ¿qué hay de la democracia interior? Como lo oyes. En nuestro mundo personal se expresan múltiples voces- confiesa que a ti también te pasa o quedaré como un zumbado- y normalmente con el paso de los años se acaba imponiendo una de ellas, o bien por la fuerza o bien por el miedo, y solo en contadas ocasiones permitiendo su espacio a todas esas voces.

_MG_1056_opt

A veces incluso son más

Si no hay democracia dentro de nosotros, una convicción profunda; nunca disfrutaremos de la verdadera fiesta que supone y nunca disfrutaremos de una democracia sólida en el exterior y, seguramente, hasta nos costará sostener la pobrecita versión que tenemos hoy.

Así que tras quemar el manuscrito(literalmente), me quedo con la diversión. Y para demostrarlo -espero que los de Smart hagan honor a su nombre y no se cabreen- he versionado uno de sus anuncios. La verdad es que tampoco he tenido mucho más que doblar malamente las voces, desde el primer momento que lo vi sentí que había nacido para esto (como pasa demasiadas veces con los anuncios de publicidad):

Visonarios democracia PARTY from CarballodeTroya on Vimeo.
Yo también lo veo, aunque sin duda los avances llevarán su tiempo y, en realidad, tenemos mucho más del que imaginamos. Bueno, dejó aquí mi última reflexión por si a alguien le sirve, pienso que la clave está en aceptar la diversidad y no sólo a aquel que piense como nosotros, por muy bonitas que pinten esas ideas sobre el papel -incluyéndome a mí- Y de disfrutar, disfrutar y volver a disfrutar en el proceso. Si no es así,  es porque todavía tenemos que corregir errores de código que iremos solucionado con el tiempo entre todos. Pasar acabará pasando, la única elección es si avanzaremos de forma divertida o luchando. Si me dejan elegir, yo prefiero ¡PARTY!

Calle del Porvenir_opt

Share.

About Author

Manuel Carballo

Disfrutón de la vida a tiempo completo y metido en mil líos profesionales que te invito a descubrir. No olvides que ¡para disfrutar hay que profundizar!

Leave A Reply